Crononutricion aprovecha tu ritmo biologico

La crononutrición se utiliza mucho a la hora de realizar dietas y de mantener una alimentación sana y equilibrada. Se basa en el respeto de nuestro ritmo biólogico, ingerir los alimentos y los nutrientes cuando el organismo más lo necesita.


Dependiendo de cada momento del día, nuestro cuerpo necesita energía o almacena las propiedades de los alimentos, algo que si no hacemos de forma controlada, puede convertirse en un aumento de peso no deseado.

La frase de Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un pobre es la clave que recoge, en rasgos generales, los principios de la crononutrición.

Desayuno

El desayuno tiene que ser la comida más fuerte del día, es el momento en el que tu cuerpo pasa del reposo a ponerse en marcha, por lo que debes alimetnarte bien y llenarte de energía para enfrentarse a la rutina. Incluye frutas, proteínas, cereales y queso, conseguirás aportar a tu cuerpo un extra de energía.

Comida

Durante la comida, debes reducir las cantidades de grasas. Tiene que ser una comida contundente pero sin pasarte, ya que si te pasas notarás una sensación de pesadez y tu ritmo diario se verá afectado, tanto en el trabajo como en casa. Un plato de carne mezclado con hidratos de carbono de lenta absorción es una buena opción para esta hora del día. Para terminar, puedes darte un pequeño caprichito y comer un trocito de chocolate.

Cena

A la hora de cenar, los alimentos deben ser ligeros y ya no es necesario que nos aporten tanta energía, ya que después nos acostaremos y esa energía no es necesaria. Carne blanca, alimentos ricos en Omega3 y Omega6 como el pescado azul, fruta, cereales, frutos secos y derivados lácteos es el abanico de alimentos que podemos incluir en nuestra crononutrición a la hora de la cena.

Incluye estas pautas de la crononutrición en tus hábitos diarios para que tu organismo funcione correctamente.